simultanea.jpgmus.jpgfutbol1.jpgtenissanta.jpgesm.jpgpccylajedrez2.jpgixtorneofemenino.jpg

El psicólogo Guillermo Gómez Granero destacó la importancia de la inteligencia emocional en la educación

Share

Tercera jornada del Ciclo Liderazgo y Educación, que organiza la Casa Social Católica en el Palacio Los Serrano, con la importancia de la inteligencia emocional en la educación como argumento, a cargo del psicólogo Guillermo Gómez Granero.

Comenzó su charla dejando claro que “es un tema complicado, ya que es muy difícil cambiar la estructura, por lo que hay que hacer un esfuerzo de adaptación”, definiendo la educación integral como “el florecimiento de la persona. Hay que empezar por conocerse a sí mismo y así puedo empezar a gestionar y a reconocer a los demás”.
Expresar, participar, reflexionar y relacionarse son conceptos que hay que desarrollar. Para Gómez Granero hay que “reconocer y expresar emociones, pero hay que saber cuáles son esas emociones y saber afrontarlas. Participar es vital, hay que relacionarse con el entorno para aportar y asumir responsabilidades. Hay que dejar de ser pasivo e involucrarse. Para reflexionar hace falta un tiempo para decidir sobre lo que ocurre dentro y fuera de cada uno. Hay que relacionarse con los sentidos y en el contexto”.
También se puso de manifiesto que “equivocarse es bueno. Aprendemos a arreglar los errores cometidos” y la “importancia de saber escuchar a los demás, fomentando un diálogo democrático”.
El Ciclo Liderazgo y Educación seguirá con cuatro charlas más: pautas de conducta y conflictos con los hijos según la edad (doctora Teresa González Barbero, el 10 de mayo), disciplina positiva y normas (doctor Francisco Javier Hernández Varas, 24 de mayo) y educación de los sentimientos y emociones (Vanessa Ramajo, el 31 de mayo), todas ellas a las 19,30 horas.
El ciclo está organizado por la Casa Social Católica y cuenta con la valiosa colaboración de la Fundación Ávila, Bankia en-acción, Extensión Cultural del Obispado de Ávila y la Universidad Católica de Ávila (UCAV).