futbol1.jpgsimultanea.jpgesm.jpgixtorneofemenino.jpgmus.jpgpccylajedrez2.jpgtenissanta.jpg

Francisco Javier Hernández Varas apuesta por educar desde “la amabilidad, la firmeza y el respeto”

Share

Se reanudaron las charlas del Curso Liderazgo y Educación que organiza la Casa Social Católica en el Palacio Los Serrano y fue el turno para Francisco Javier Hernández Varas y sus argumentos sobre la disciplina positiva, autoridad y liderazgo para cómo controlar el comportamiento del niño.

El doctor en educación definió a padres y profesores como “educadores, orientadores, guías. Somos referentes para los niños” y planteó preguntas como ¿falla el método o falla la persona? ¿porqué no nos hacen caso”. Definió la autoridad como “la facultad para ejercer el mando y ser obedecido” y la influencia que ejercemos ya que “tenemos legitimidad por la carga emocional que no pone en duda el niño, ya que acepta nuestros planteamientos. Hay que dejar claro que el padre no es el niño ni el niño es padre, aunque hay que ponerse en su lugar con hechos”.
Hernández Varas fue contundente al destacar dos modelos educativos que no “favorecen el desarrollo personal. Está el permisivo en el que todo vale y el autoritario de ‘lo quiero ya’. Ninguno funciona. Hay que preguntar en vez de ordenar, reorientar los errores y dar opciones y alternativas. Si hacemos las cosas por ellos, les transmitimos que no valen y generan dependencia. Nuestras expectativas no las tenemos que reflejar en ellos”. Por todo ello, lo principal es “educar desde la amabilidad, la firmeza y el respeto, lo que ayuda al niño a confiar y sentirse importante en sí mismo. Se tienen que sentir valorados, entender su punto de vista. A veces los frustrados somos nosotros”.
Sobre determinadas conductas, lo principal es “centrarse en las los soluciones, no en los problemas y que ellos participen y se impliquen en las soluciones. Hay que prevenir y anticipar los momentos y no utilizar soluciones erróneas, estar cuando se necesita y no hay que tener luchas de poder. Tenemos que indagar en sus sentimientos. Además, los sentimientos no son ni buenos ni malos, son sentimientos”.
El curso Liderazgo y Educación concluirá el día 31 de mayo con el tema de la educación de los sentimientos y emociones, a cargo de Vanessa Ramajo, a las 19,30 horas, en el Palacio Los Serrano, que pondrá punto final a esta edición organizada por la Casa Social Católica, con la colaboración de la Fundación Ávila, Bankia en-acción, Extensión Cultural del Obispado de Ávila y la Universidad Católica de Ávila (UCAV).