ixtorneofemenino.jpgpccylajedrez2.jpgfutbol1.jpgmus.jpgesm.jpgsimultanea.jpgtenissanta.jpg

La Casa Social Católica desarrolla un Taller de Estimulación Cognitiva gracias al apoyo del programa Red Solidaria de Bankia

Share

Está impartido por la trabajadora social Tamara Vega y forman parte de él un grupo de unas quince personas mayores, que se muestran muy satisfechas por las actividades realizadas cada martes.

El envejecimiento es un proceso de cambio constante y hay que comprender la importancia de adquirir hábitos saludables para envejecer con una buena condición física y mental, por lo que es necesario fomentar una actitud positiva una participación social activa. Nos encontramos ante un aumento progresivo de la esperanza de vida y la entrada en situaciones de dependencia es uno de los mayores desafíos. El número de personas mayores en nuestra sociedad se ha elevado. En concreto, en nuestro municipio, uno de cada cuatro habitantes tiene más de 65 años, por lo que desde la Casa Social Católica se cree necesario hacer del envejecimiento una experiencia positiva y que las personas mayores se sientan más realizadas con el desarrollo de distintos programas de actuación.
Por ello, además del gran compromiso que tiene con los jóvenes a través del deporte con las distintas disciplinas y competiciones en las que está presente, la Casa Social Católica también se preocupa por nuestros mayores y prueba de ello es la puesta en marcha de este Taller de Estimulación Cognitiva gracias al importante apoyo del programa Red Solidaria de Bankia. Las capacidades cognitivas son las que nos permiten pensar, aprender, recordar, hablar, razonar y en definitiva son las que nos ayudan a sobrevivir y formar parte de la sociedad. La estimulación de estas capacidades aporta numerosos beneficios, pretendiendo mejorar la calidad de vida y potenciar el mantenimiento de las capacidades que posibilitan mayor autonomía personal. Además, se busca ralentizar el deterioro, potenciando principalmente aquellas habilidades cognitivas que estén preservadas y mantenerlas durante el mayor tiempo posible, para prevenir o retrasar los déficits que pueden aparecer en el colectivo de mayores.
El taller lo imparte la trabajadora social Tamara Vega García. Actualmente están tomando parte un grupo de unas quince personas mayores que asisten los martes y que se muestran muy contentos con las distintas actividades que realizan.
Tamara Vega también se muestra muy satisfecha con el desarrollo del programa, comentando que “les encantan las actividades que realizamos, ya que además de los beneficios que les produce a todos los niveles, se entretienen durante un período de tiempo que de otra manera no estarían haciendo nada y esto les motiva mucho. Para mí es una alegría que cuando llego ya me están esperando impacientes con mucha ilusión para que empecemos”.
Tamara incentiva a los asistentes para “trabajar la memoria, la atención, la orientación, el razonamiento y la psicomotricidad, a través de diferentes actividades que se adaptan a las necesidades individuales de cada persona del grupo de trabajo”.