La Casa Social Católica cumplió con su tradición de comenzar el año visitando a nuestros mayores gracias al apoyo de la Red Solidaria de Bankia

Directivos, profesora y alumnos de la escuela de música, así como un grupo de tamboril y dulzaina se desplazaron a la Casa de Misericordia y la Residencia Santa Teresa de Jornet para compartir unos emotivos momentos.

Cumpliendo con la tradición, un año más, la Casa Social Católica quiso compartir una jornada de confraternización con nuestros mayores, dentro del programa envejecimiento activo que desarrolla nuestra entidad, gracias al apoyo de la Red Solidaria de Bankia. Así, componentes de la junta directiva, acompañados por la profesora y alumnos de la escuela de música y un grupo de tamboril y dulzaina se desplazaron en primer lugar a la Casa de Misericordia y posteriormente a la Residencia Santa Teresa de Jornet para acompañar a los responsables y residentes de ambas instituciones. Como es habitual,  en ambos casos la delegación fue recibida con mucha alegría y grandes muestras de cariño por nuestros mayores, que disfrutaron de momentos muy entrañables al compás de la música, cantando y bailando con mucho entusiasmo y una alta participación de todos ellos, mostrando su gratitud, compartida por los miembros de la Casa Social Católica, que siguen apostando por esta importante actividad gracias a la colaboración de la Red Solidaria de Bankia.