esm.jpgmus.jpgtenissanta.jpgfutbol1.jpgpccylajedrez2.jpgixtorneofemenino.jpgsimultanea.jpg

Historia

Share

Los orígenes de la CASA SOCIAL CATÓLICA se remontan al año 1886. Nace en Ávila “La Escuela del Patronato de Santa Teresa de Jesús para Obreros”, que sería el embrión de la Casa Social Católica de Ávila. El citado patronato aprobó su reglamento en el mes de octubre de ese mismo año; de esta escuela a caballo entre la primera y segunda década del pasado siglo, se constituyen la “Asociación Católica de Obreros” y el “Sindicato Obrero Santa Teresa de Jesús”, que a su vez dan origen a La Casa Social Católica, cuyo reglamento se aprueba en 1920. En el mismo seno se crea “El Pueblo Obrero” como medio de información, periódico que tantos años de historia ha recogido en sus páginas y que ha venido publicándose hasta nuestros días, ahora como boletín “Nuestra Casa”. Este periódico tuvo cuatro etapas diferentes, hasta que desapareció en los años 60 del siglo pasado.

 

 

FEDERACIÓN CATÓLICA AGRARIA

Poco a poco se van constituyendo, según las necesidades de cada sector del mundo del trabajo, nuevas secciones sindicales: “Sindicato de Sirvientas”, “Sindicato Católico de Ferroviarios Españoles”, “Obreras Católicas”, “Sindicato de la JOC San Francisco de Asís” con varias secciones. Quizás el más significativo en 1918 sea la cooperativa panadera de este sindicato.


Una fecha histórica quedó marcada para siempre en la ciudad y provincia, el 20 de diciembre de 1918 se constituye la “FEDERACIÓN CATÓLICA AGRARIA”, entidad que daría origen a “CAJA CENTRAL DE AHORROS Y PRÉSTAMOS” (Según el Pueblo Obrero como Caja Federal de Ahorros y Préstamos). Gran labor de esta Federación de la que se apropió, después de la Guerra Civil, el nuevo régimen para crear las Cámaras Agrarias, Uniones Territoriales del Campo (UTECO).

 

 

DON ENRIQUE PLA Y DENIEL

Ante la frenética actividad de la CASA SOCIAL y de sus numerosas secciones, las dificultades de espacio y económicas estuvieron a punto de producir su finiquito. La llegada de un nuevo obispo, Enrique Pla y Deniel, en junio de 1919, ofreciendo su propio Palacio para domicilio de la asociación y sus Sindicatos, costeando de su pecunio particular las obras necesarias de acondicionamiento. Comienzan los trabajos en la plaza de José Tomé para acoger las distintas dependencias: aulas para clases diurnas a hijos de obreros  y nocturnas para adultos, una gran biblioteca, despachos, sala de reuniones, salón de actos (Cine Actualidades, luego Cine Gredos), bar y sala de juegos. Así existió hasta hace dos décadas, ahora con espacio más reducido, se mantuvieron las oficinas, bar y salón de reuniones en la planta baja, mientras que en la primera se encuentran una sala de reuniones y las aulas que mantienen su actividad de forma ininterrumpida desde que comenzaron las clases en 1886.

 

 LA ESCUELA DE ARTES Y OFICIOS

También en la CASA SOCIAL CATÓLICA se gestaría la creación de la Escuela de Artes y Oficios.  Una de las prioridades de la “Escuela Patronato Santa Teresa de Jesús” fue la enseñanza para hijos de obreros y adultos, una de las nuevas pretensiones para ampliación de la enseñanza en otras materias, elementos de Casa Social Católica y Unión Patriótica inician gestiones, el 4 de noviembre de 1924, para la creación de una Escuela de Artes y Oficios de acuerdo con la Diputación Provincial, quien insta al Excmo. Ayuntamiento de Ávila para que nombre una comisión mixta para que ultime los trabajos necesarios y pueda ser inaugurada el día 1º de Enero próximo. De esta surgiría la nueva Escuela de Maestría Industrial.

 

 

 

AYUNTAMIENTO DE AVILA “EL EMPRÉSTITO PARA LA TRAIDA DE AGUAS 1925”

El Sindicato Obrero también seria defensor de la construcción de la presa del Becerril e incluso, en la medida de sus posibilidades, colaboró económicamente en su edificación. El Ayuntamiento de Ávila necesitaba 1.700.000 pesetas para la construcción de la nueva presa y mediante la aportación de distintas entidades, así como del Sindicato Obrero, se cubrió el importe siendo posible la traída de agua a la ciudad de Ávila.

 

COOPERATIVAS DE VIVIENDAS.

Mención especial merece también la construcción de viviendas en régimen cooperativo por la transcendencia que ha tenido en nuestra Ciudad. En 1964 se crea la Cooperativa “La Esperanza”, con la construcción de 40 viviendas en la calle Burgos, en terrenos pertenecientes al Seminario Diocesano y cedidos de forma gratuita, entregadas a sus propietarios en 1968.

En los años 70 se completa la fase con otras 84 nuevas viviendas en la calle Sevilla; posteriormente se pondría en marcha 54 viviendas en la Plaza Virreina María Dávila, y otras 29 en la calle San Juan de la Cruz. Por último en 1995 se comienzan la construcción de 52 viviendas unifamiliares en la “Hervencias Bajas” correspondientes a la primera fase y 10 correspondiente a la segunda fase, por ultimo en 1997 se hace una tercera y última con la construcción de 12 viviendas.

 

LA CASA SOCIAL organiza numerosas actividades de índole diversa: Sociales, culturales, familiares, formativas, educativas, deportivas, etc. El número total de participantes en estas actividades es de 6.100 personas, de las cuales 2.900 son jóvenes hasta 18 años y 3.200 adultos.

Cabe destacar los valores de las actividades formativas impartidas por la Casa Social, que nacieron en el año 1886, y que han continuado hasta nuestros días dada la necesidad de crear respuestas claras y contundentes a los problemas de la sociedad actual.

La CASA SOCIAL CATÓLICA cuenta en la actualidad con 1.750 socios familiares, lo que equivale a 8.000 personas.