tenissanta.jpgesm.jpgixtorneofemenino.jpgsimultanea.jpgmus.jpgpccylajedrez2.jpgfutbol1.jpg

3-1. Sufrida victoria del equipo masculino

Share

 El Casa Social Católica de Ávila de la Segunda División de voleibol masculina se hizo con la victoria ante el CV Río Duero de Soria en un partido que fue una lucha de poder a poder en la red.
Casa Social Católica de Ávila  3: Sánchez, Calle, Rodríguez,  Plaza, Sanchidrián y Martín. Caídas, D.
CV Río Duero 1: Gómez, S. Pascual, Chicano, A. Callejo, J. Pascual, y Mugarza (Martín). De la Iglesia.
Cancha: Polideportivo de San Antonio.
Árbitro: Soria.
Parciales de los sets: 25–13, 25–27, 25–22 y 30–28.

El equipo masculino de la Casa Social Católica de Segunda División encaraba un encuentro importante de cara a estabilizar la clasificación final de la categoría ante un equipo soriano como el CV Río Duero necesitado de victorias y en pauta ascendente en los últimos años. El equipo abulense afrontaba una vez más un choque con la plantilla mermada, pero en esta ocasión resultó vencedor de un encuentro de poder a poder en la zona de ataque.
Tras un habitual inicio frío de los abulenses, el Río Duero comenzaba una pájara en recepción y construcción y tras un parcial de 13-0 de la mano del saque de Sanchidrián, los verdinegros se apuntalaban un parcial muy cómodo por 25-13.
El segundo set tuvo una tónica similar en el principio, pero los sorianos comenzaron a atizar repetidamente desde zona cuatro con contundencia mientras los abulenses no eran capaces de defender y de reconstruir balones, así que, tras una serie de errores no forzados, los jóvenes sorianos ponían contra las cuerdas al Casa Social Católica, quienes, finalmente, cedían un set inesperadamente por un ajustado 25-27.
El tercero parcial tomaba el mismo color que el primero, pues los abulenses volvían a llevar la iniciativa en el saque y cogían más protagonismo en el bloqueo. Comenzaban a cazar a los jugadores de zona cuatro y los sorianos no podían articular mejores ataques, así que las más variadas reconstrucciones abulenses los aupaban a la victoria por 25-22 , no sin ciertos toques de atención de Plaza tras varios momentos de desconcentración.
Cuando todo parecía cantado para una victoria por la mínima verdinegra, los sorianos volvieron por sus fueros a atacar con fuerza y a presionar en el saque, poniendo una igualdad persistente en el marcador a finales de set. Y, finalmente, una jugada dudosa rectificada por el árbitro y una tarjeta roja a un jugador soriano dejaban la victoria abulense a tiro, conseguida con el parcial de 30-28.
Juan Plaza: “Afrontamos la recta final de liga con muchas ganas”
Juan Plaza, entrenador de la Casa Social Católica, declaró a la finalización del encuentro que "veníamos de un partido descafeinado y con bajas significativas en el modelo fijado. Se adaptaron los cambios y posiciones y costó arrancar, pero posteriormente el equipo tuvo momentos de su buen nivel habitual. Y así ha trascurrido hasta finales del segundo set, cuando los jugadores con una abultada distancia y dos puntos para cerrar se relajaron y no supieron parar.”
Sobre la cuarta manga, comentó que el set “fue contra un equipo relajado que jugaba disfrutando y nosotros, tensos, lo cual hizo que nuestros fallos puntuaran a su favor significativamente, llegando a un final de set de infarto, donde, en esta ocasión, sí hemos sabido resolver".
En general, Juan Plaza está “contento por la mejora de implicación de los jugadores con el equipo, donde hoy el colocador, que no es el habitual, ha estado mucho más fino y ha distribuido con acierto el juego”.
La próxima cita está por determinar debido a un más que posible cambio en el calendario el próximo fin de semana.